Potencial de una mujer 4


En mi primer día de la mujer con este blog, les quiero platicar sobre la importancia del apoyo entre nosotras. La humanidad no nació para vivir aislada como ermitaños, si no para vivir en sociedad. Antes de que existiera la tecnología y de que el acceso a la información fuera tan fácil, las mujeres se juntaban para apoyarse. 

Hoy encuentro que hay mucha competencia entre las mujeres para ver quien tiene el hijo más listo o quien ha logrado más en su carrera profesional. Tanta competencia nos ha separado la una de la otra. He visto cada ves más seguido comentarios donde en vez de apoyar y respetar las diferentes decisiones que tomamos, los comentarios se vuelven despectivos. Las personas que se juntan para platicar sobre algo más que los chismes (como la lactancia, crianza con apego, pañales de tela, etc.) son clasificadas como “raras” y las técnicas naturales de curación son tachadas de “hippies”.

 A veces me pregunto: ¿Como creen esas personas que la humanidad sobrevivió tantos años sin la tecnología moderna? ¿Como aprendían a cocinar sin Pinterest? Las mujeres se juntaban y compartían sus conocimientos. Antes cuando tenías un bebé, no estabas rodeada de doctores y enfermeras. Las que te acompañaban eran tu mamá, tu abuelita, tus hermanas, etc. Ellas eran las que te guiaban en caso de que tuvieras algún problema con la lactancia y sin problemas de confianza te ayudaban a que tuvieras el apoyo necesario para que tu relación de lactancia con tu bebé fuera exitosa. Ese mismo circulo de mujeres te ayudaba a que aprendieras a hacer todo lo que necesitabas aprender en cuanto a la familia y el hogar. Creo que a como ha pasado el tiempo ese lazo entre las familias se ha ido debilitando, y por lo tanto ese lazo entre las mujeres de nuestra sociedad también. 

Hoy muchas mujeres dejan de llegar a su potencial por que no tienen el apoyo de las mujeres que admiran a su alrededor. Hoy escucho que en vez de decirle a una mamá nueva, “Se nota que tu hijo es feliz por que inviertes tiempo en él” les dicen (y me han dicho), “¿No tuviste tiempo de maquillarte hoy?” o “A ver cuando te veo más arreglada.” Como seres humanos nuestras prioridades van cambiando a como vamos avanzando en nuestro camino por la corta vida que se nos permite tener. Y en más ocasiones de lo que nos gustaría las mujeres que nos rodean tienen prioridades diferentes que las nuestras. Creo entonces que es aquí más que nunca cuando debemos de tomar la oportunidad para escuchar a las mujeres que nos quieren decir algo, platicar alguna de sus inquietudes. En la mayoría de las ocasiones, la razón por la que comparten sus sentimientos o experiencias será por que nos respetan y quieren escuchar nuestra opinion. Es ahí cuando antes de reaccionar precipitadamente debemos tomar un momento para detenernos y pensar en ella, que ya tomó el primer paso de abrirse a platicar sobre cualquiera que sea el tema. Es ahí cuando debemos de tomar en cuenta el momento de la vida en que esa mujer se encuentra y responder a eso – no al momento en el que nosotros nos encontramos. 

Hay que dejar de tener miedo al “que dirán.” Las mujeres tenemos que comenzar a apoyarnos nuevamente. A dar por dar. Sin esperar recibir. ¿Por qué? Porque algún día no solo nosotros necesitaremos ese apoyo pero también lo necesitaran nuestras hijas, hermanas, primas, sobrinas y nietas. Hay que ayudarnos a llegar al potencial al que queremos llegar. Tal vez no es el camino que envisionamos nosotros para ellas y en más de una ocasión no sera el camino que nosotros pensamos que ellas tomarían. Pero sin embargo debemos abrirnos a la posibilidad de que este camino que ellas descubrieron es mucho mejor, y ellas han encontrado ese propósito que las apasiona. 

Este día de la mujer te invito a que celebres a las mujeres que te rodean. Te invito a que le digas a las mujeres con las que convives a diario por que las admiras y respetas. Te invito a que con un sencillo cumplido les dejes saber por que estas alegre que sean parte de tu vida. Y por último te invito a que publiques un comentario aquí mencionando por lo menos a una mujer que admiras y el porqué. 

¡Feliz día de la mujer!


Acerca de carocorral

Carolina Corral es una mujer mexicana nómada de corazón quien gusta de conocer, interactuar y aprender de diversas culturas así como también gusta de compartir sus conocimientos con quien desee aprender de ellos. Es madre de una hermosa niña y una traviesa cachorra, esposa de un ingeniero que a veces la pone en aprietos pero sabe que todo es mejor en familia cuando el amor esta de por medio.


Deja un comentario

4 Comentarios en “Potencial de una mujer

  • sandybell

    Hermoso caro! Yo admiro a mi mamá! Siempre dándole todo a sus hijas, muchas veces ella se quedaba sin comer algo por darnoslo a nosotras diciendo que “no le gustaba” o que “le hacía daño” ahora que yo soy mamá y tengo una familia entiendo muchos de los sacrificios que una mamá hace por sus hijos.